Merchandising y publicidad en el lugar de venta

muebles de metacrilato en Madrid

Merchandising y publicidad en el lugar de venta

Como fabricantes de muebles de metacrilato en Madrid para PLV insistimos en que en todos los procesos de compra existen dos elementos básicos para facilitar la salida del producto: el envase y el merchandising. El primero es un elemento fundamental para estimular al cliente hacia la adquisición de determinado producto. Hablamos del packaging, es decir, del diseño del envase. De todos modos, en este post nos queremos centrar en el merchandising.


El merchandising es el conjunto de técnicas que se aplican en el punto de venta para motivar la compra. Diversos estudios han probado que, si el producto no está colocado en el lugar adecuado, baja de forma considerable el ratio de ventas. Esto ha potenciado la figura del trade marketing dentro del campo de la distribución. La meta del merchandising es la optimización del manejo de productos eligiendo las ubicaciones adecuadas. Por ejemplo, escaparates, mostradores y lineales.

Dos tipos de merchandising

Por un lado tenemos el permanente y por otro el temporal. Del mismo modo que es importante la colocación del producto, lo son los medios para dar a conocer su emplazamiento, la publicidad en el lugar de venta (PLV). En Expoplac te recordamos que es la que permite a una marca diferenciarse de los competidores, atrayendo al consumidor hacia determinado producto. Pero la PLV no son solo expositores, stands o pantallas digitales, sino el hecho de saber gestionar el punto de venta de tal modo que sea un instrumento eficaz de comunicación publicitaria.

A la luz de todo lo anterior, hay que tener en cuenta varias cosas a la hora de definir la publicidad en el punto de venta. Por ejemplo, la ubicación geográfica, el punto donde esté el comercio en cuestión. Porque el mensaje deberá ser uno u otro según el público objetivo al que vaya a estar dirigido. En definitiva, hay que aprovechar al máximo el punto de venta, procurar que el comprador se encuentre a gusto, que pueda coger los productos con comodidad, que la decoración del punto de venta sirva al propósito general de atraer al cliente. Algo para lo que la PLV es el instrumento principal.