Fallos comunes en la PLV

mesas de metacrilato

Fallos comunes en la PLV

Como ya hemos repetido en muchas ocasiones en los posts anteriores del blog, la publicidad en el lugar de venta (PLV) es una de las acciones de marketing con mayores beneficios para las empresas ya que les ayudan a aumentar las ventas de forma considerable. Se usen mesas de metacrilato a modo de expositores o cualquier otro producto de los de nuestro catálogo. Para que la estrategia sea efectiva es necesario evitar una serie de errores que vemos a continuación.

Colocar mal el producto dentro del punto de venta.

Recuerda que la PLV se basa en la experiencia de compra. Se trata de aprovechar todo el tiempo que el consumidor potencial pase dentro del establecimiento para intentar persuadirle de comprar algo. Por eso es de importancia capital el lugar que el producto ocupa dentro del local. ¿Por qué las chucherías siempre se colocan en la línea de cajas? Porque, aunque el consumidor no las tenga en su lista de la compra, este tipo de productos siempre nos tientan cuando estamos esperando para pagar.

Usar materiales tecnológicos pero poco funcionales.

Un error común en las nuevas estrategias de POP es usar tecnologías avanzadas, pero que no comunican como es necesario. Lo que hay que hacer es dinamizar los materiales y procesos de publicidad en el sitio de venta. Siempre echando mano de empresas expertas como Expoplac.

Poca relación entre el producto y su expositor.

Con la PLV hablamos de persuadir al potencial cliente, dicho de otro modo, de influir en sus decisiones de compra. Por eso hay que cuidar la relación entre lo que se quiere vender y cómo se presenta.

Que el producto no tenga valor por sí mismo.

En este caso, el POP no se lo dará ya que este es un reflejo publicitario de su producto. Por ejemplo, para productos de más status como perfumes o joyas usaremos expositores más elaborados. No así para los productos muy establecidos en el mercado en los que nos servirá expositores más sencillos pero igualmente funcionales.